• Born. Memorias de un mercado

Born. Memorias de un mercado

El Born ha sido, históricamente, un espacio de mercado, primero en la plaza y después en el edificio metálico. Fue concebido como mercado minorista de barrio y, posteriormente, se convirtió en el mercado mayorista de una metrópolis en expansión. 45 años después del cierre del mercado, esta exposición quiere reactivar su memoria colectiva.

EL ANTIGUO BORN: LA PLAZA
En catalán decimos anar a plaça, literalmente ir a plaza, para referirnos a ir al mercado, ir a la compra, y es que, a lo
largo de nuestra historia, plaza y mercado siempre se han identificado. Desde la Baja Edad Media, el Born fue el centro neurálgico del barrio más denso y activo de la ciudad. A pesar de las demoliciones para construir la Ciudadela, los cambios urbanos y las reformas liberales del sistema de mercados, la venta se mantuvo en la plaza hasta 1876.

EL NUEVO BORN
La construcción del parque de la Ciutadella a partir de 1871 aportó, de rebote, un nuevo barrio y un nuevo mercado. Las tres operaciones miraban hacia la modernidad: un parque como los de París, un barrio con fachadas ordenadas y un mercado de hierro y cristal. El nuevo mercado del barrio se convirtió en el modelo del sistema de mercados de Barcelona.

EL BORN DE LOS MAYORISTAS
El aumento imparable del comercio al por mayor causaba graves problemas de congestión en la Boqueria y se decidió
concentrar a los mayoristas de frutas y verduras en el Born. Esta solución, que en principio era provisional, se alargó de 1921 a 1971, un periodo de gran crecimiento para Barcelona, que pasó de 700.000 a 1.700.000 habitantes.

LA MEMORIA DEL MERCADO CENTRAL
El mercado central articuló un universo de una vitalidad sorprendente, muy presente en la vida de la ciudad, que ejerció un gran atractivo y que ha dejado una profunda huella en la memoria colectiva. Los recuerdos ampliamente compartidos y un formidable corpus fotográfico lo han convertido en uno de los lugares de memoria más singulares de Barcelona.

LA ARQUITECTURA DEL BORN
El mercado de Fontserè, Cornet i Mas y La Maquinista se inspiraba en las experiencias líderes europeas en el uso del
hierro (1871-76). Cien años después, una primera restauración lo salvó inicialmente (1977-82), pero fue necesario esperar a su conversión en centro cultural para su restauración definitiva (2002-13).

EL BORN EN EL CENTRO DEL DEBATE CIUDADANO
En 1971, cuando el mercado central se fue a Mercabarna, se preveía derribar el Born, pero la oposición ciudadana consiguió preservarlo. A la espera de un uso definitivo, albergó eventos de todo tipo. Finalmente, tras un intenso debate, el mercado ha mantenido su función de paraguas, ahora de un yacimiento arqueológico muy valioso, y se ha convertido en un espacio de memoria.

 

VISITAS GUIADAS

De martes a domingo, 17 h
Sábados y domingo, 12.30 h

  • Del 17 de març al 26 de novembre

Actividad en catalán, castellano, inglés i francés.

4,40 € General

6,50 € Visita guiada

  • ajuda_optica
  • braile
  • discapacitat_fisica
  • gossos_assistencia
  • subtitulacio